The pdf file of this paper is in Spanish.

Abstract.

A partir de las problemáticas causadas por la cercanía de algunas obras de generación y distribución de energía con respecto a las laderas naturales en México, ha sido necesario establecer metodologías que permitan evaluar los riesgos a los que podrían estar expuestas dichas obras. Con el objetivo de mostrar una metodología seguida para evaluar diversas condiciones desfavorables, en este documento se muestra una propuesta que se ha ido aplicando en México, cuyos resultados han permitido establecer racionalmente medidas de mitigación que brinden protección a dichas obras ante los procesos naturales de degradación de laderas.

1. Introducción

Una ladera; es una superficie inclinada del terreno que forma parte del relieve. Su forma y pendiente dependen de su edad, siendo esculpidas en ocasiones por procesos tectónicos y subsecuente intemperismo y erosión. Los procesos gravitacionales [1] son los encargados de iniciar con la erosión en ocasiones, acelerada por el agua, sismos o el viento.

Los materiales que conforman a las laderas, son debilitados por la meteorización y bajo la influencia de la erosión dan forma al paisaje físico en donde se desarrollan las actividades humanas [1].

Uno de los procesos gravitatorios que ocurren en las laderas son los desprendimientos de bloques de roca. Los efectos producidos por estos eventos en las actividades humanas pueden ir desde incertidumbres hasta daños catastróficos. En algunas Centrales Hidroeléctricas en México esta problemática ha propiciado la elaboración de metodologías dirigidas a evaluar los riesgos a los que puede estar expuesto el personal y las edificaciones que conforman las centrales y que se encuentran cerca de alguna ladera.

This content is only available via PDF.
You can access this article if you purchase or spend a download.